Al momento de escoger una faja puede ser de gran ayuda conocer el tipo de cuerpo que tienes y la forma de las prendas que mejor se ajustan a tu cuerpo, de esta manera podrás maximizar los resultados esperados. Existe una amplia variedad de diseños en el mercado de fajas. En general se podrían agrupar en 3 grupos según el diseño y beneficio que prestan: tipo body (enterizas, pescador, short, cachetero, panty, etc.), cinturillas o chalecos. 

Identifica tu tipo de cuerpo

Lo primero que debes hacer es identificar el tipo de cuerpo que tienes. Naturalmente nuestros cuerpos son mucho más variados y diversos que estas 4 figuras que presentamos a continuación, sin embargo, el ejercicio consiste en escoger la forma que más se asemeja a tu cuerpo, es decir aquella que presenta mayores puntos en común con tu silueta.

  Cuerpo tipo pera o triángulo

En este tipo de cuerpo la parte inferior del cuerpo (cadera) se caracteriza por ser amplía que la parte superior (busto y espalda). Es lo que comúnmente conocemos como una mujer con caderas anchas, cola prominente, cintura promedio y espalda proporcionalmente más pequeña.

Si tienes este tipo de cuerpo es muy recomendable que uses fajas tipo body, preferiblemente enterizas o tipo pescador que te ayuden a moldear cintura, cadera y piernas. Es recomendable que tu faja tenga muy buen agarre en piernas y un encaje ancho que no se marque, por ejemplo, las fajas con terminación en encaje ancho siliconado como está. Puedes usar perfectamente fajas tipo extraple o con tiras comunes de brasier.

Cuerpo tipo manzana o rectángulo

Este tipo de cuerpo se caracteriza por presentar la parte media del cuerpo con un tamaño ligeramente menor al de la parte alta (busto/espalda) y baja (cadera). Las mujeres con este tipo de cuerpo tienen una cadera y espalda redondeadas, proporcionalmente del mismo tamaño, y una cintura ligeramente definida.

Si tienes este tipo de cuerpo es muy recomendable que uses cinturillas que te ayuden a demarcar la curvatura de tu cintura, incluso puedes usar cinturillas en materiales más exigentes como el látex, por ejemplo esta referencia. Si buscas una faja de mayor cobertura puedes usar fajas tipo body, preferiblemente tipo short ó cachetero, con tirantes gruesos y espalda alta.

Cuerpo tipo triángulo invertido

En este tipo de cuerpo la parte inferior del cuerpo (cadera) se caracteriza por ser proporcionalmente más pequeña que la parte superior (busto y espalda). Es lo que comúnmente conocemos como una mujer de espalda ancha, probablemente con busto pronunciado, cintura promedio y cadera proporcionalmente más pequeña al resto del cuerpo.

Si tienes este tipo de cuerpo es muy recomendable que uses chalecos de tirantes gruesos que te ayuden moldear la espalda y al mismo tiempo demarcar la curvatura de tu cintura, por ejemplo esta referencia. Si buscas una faja de mayor cobertura puedes usar fajas tipo panty hilo o cachetero con sistema levanta glúteos, tirantes gruesos y espalda alta, por ejemplo esta referencia. Evita en lo posible el uso de fajas más largas como tipo short o pescador pues lo que necesitas es mostrar volumen en la zona de las piernas.

Cuerpo tipo reloj de arena

Este tipo de cuerpo se caracteriza por presentar un tamaño proporcional entre la parte baja y alta del cuerpo, con una parte media muy definida. Las mujeres con este tipo de cuerpo tienen una cadera y espalda redondeados, proporcionalmente del mismo tamaño, y una cintura bien demarcada.

Si tienes este tipo de cuerpo puedes usar el diseño de faja que quieras: bodys, cinturillas o chalecos, pues normalmente las fajas se diseñan sobre moldes con medidas proporcionales de cadera y espalda y medidas de cintura muy marcada. Cualquier tipo de faja te irá muy bien.

Si quieres ampliar la información escríbenos o visítanos en nuestra fábrica de fajas en Bogotá, Colombia.

Publicado en Fajas Colombianas, Fajas Post parto, Fajas Post Quirúrgicas, Fajas Uso Diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *