La ropa de compresión está tomándose los armarios. Inicialmente su uso se limitaba prácticamente a la recomendación médica con propósitos específicos como la recuperación postoperatoria o la mejora de hábitos de postura. Hoy en día su uso se está trasladando a todo tipo de prendas dentro del armario: ropa deportiva, vestidos de baño, bodies y camisillas exteriores, jeans, etc. ¡Conoce los beneficios de usar ropa de compresión en la vida diaria!

¿Qué es la ropa de compresión?

Básicamente se trata de prendas de uso interior o exterior, fabricadas en telas sintéticas y elásticas, cuya principal característica es la buena recuperación en su elongación, esto quiere decir que al estirarlas (con una dosis de fuerza alta aplicada), tienden a realizar la fuerza contraria y tomar así en poco tiempo forma inicial. Esto es lo que propicia la compresión.

¿Es bueno usar ropa de compresión?

Sí, incluso es recomendable usarla en actividades deportivas. La ropa de compresión aporta muchos beneficios a la actividad física que se pueda desarrollar durante el día. También brinda una mayor seguridad y confort a los músculos, propiciando el hábito de posturas corporales saludables que evitan la joroba, desviación de columna, etc.

El flujo de la circulación sanguínea viaja en contra de la gravedad, cuando se usan prendas que ejercen una presión constante y adecuada, se mejora el flujo de dicha circulación. Cuando se realiza algún tipo de actividad física, por elemental que sea esta, como caminar por ejemplo, se producen sustancias a nivel osteomuscular que este tipo de prendas ayuda a movilizar a través de la circulación. Esto a final de cuentas permite que el intercambio de oxígeno deje los músculos más relajados y limpios.

La ropa de compresión en actividades físicas de alto rendimiento

Las prendas de compresión son altamente recomendables para la óptima recuperación muscular después de hacer ejercicio de alto rendimiento. Se trata de materiales desarrollados con altas tecnologías que ayudan a mantener la temperatura muscular, propician una mejor circulación de ácido láctico para reducir la fatiga y facilitar la oxigenación de los músculos, no absorben humedad lo que repele la generación de bacterias, llevan costuras planas que no maltratan la piel, son flexibles y completamente adaptables a la figura corporal.

Es muy importante sobretodo primar la comodidad en la actividad física, por esta razón se debe escoger materiales de compresión media a baja y sobre la talla correcta. De esta forma podrás usar tus prendas de compresión sin incomodidad durante el periodo que requieras.

¿Se pueden usar fajas durante la actividad física?

Si, definitivamente. Puedes usarlas durante todo el día, con o sin actividad física. Lo importante es que se trate de una prenda que brinde toda la comodidad.

Publicado en Fajas Colombianas, Fajas Post parto, Fajas Post Quirúrgicas, Fajas Reductoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *