Una cesárea es una cirugía mayor que exige serios cuidados en la recuperación. En esta nota les contamos cuáles son los principales cuidados que se deben tener luego de haber tenido el procedimiento, y por supuesto explicaremos cómo escoger el tipo de faja postparto adecuada para lograr una recuperación rápida.

Cuidados antes de llegar a casa

Lo primero que se debe tener en cuenta, es que la paciente en recuperación de una cesárea no podrá hacerse cargo del cuidado del recién nacido, sino que por el contrario, requerirá también de cuidados. Antes de llegar a casa es importante contar con el apoyo de la pareja, familiares o amigos de confianza que puedan hacerse cargo del cuidado del bebé y de la paciente.

Cuidados para el dolor

Es importante recibir receta médica de analgésicos pues el dolor de la cirugía permanece constantemente durante los 2 o 3 días siguientes a la cirugía. Después de este tiempo pueden disminuir, aunque la herida permanecerá sensible por un par de semanas más. Los analgésicos deben estar recetados para mujeres que están amamantando, de esta forma no se afectará la salud del niño.

Lo usual es que se tomen los analgésicos durante toda la recuperación y con la misma regularidad inicial, aun cuando la paciente sienta que el dolor ha disminuido o desaparecido.

Cuidados para la herida

Se debe mantener la herida cubierta según la indicación médica. Durante este tiempo es importante mantenerla limpia y libre de infecciones. Es recomendable cambiar los apósitos por lo menos 1 vez al día o cada vez que se humedezcan. Así mismo mantener la zona de la herida limpia, lavándose con un jabón suave (sin necesidad de frotarla) y dejando que el agua corra para retirar los residuos de jabón. Para secarse es suficiente dar unos golpecitos muy suaves con una toalla absorbente y dejar secar antes de cubrir nuevamente.

Cuidados en las actividades

Después de los primeros días de cama, es recomendable levantarse y dar pequeñas caminatas dentro de casa. Este breve ejercicio aumentará la resistencia, mejorará la circulación y evitará la formación de coágulos sanguíneos.

Durante las primeras 2 semanas se debe evitar tareas extenuantes o pesadas, incluso hacer oficio en casa o levantar un peso superior al del recién nacido. En las semanas subsiguientes será muy importante escuchar los signos del cuerpo para ir reincorporándose poco a poco a las actividades diarias.

Cuidados en la alimentación

Se debe tratar de comer menos cantidad en las comidas principales y a cambio comer varias veces al día, esto acelerará el metabolismo y la digestión, propiciando un tránsito más oportuno en la recuperación. Así mismo es importante tomar mucha agua para evitar el estreñimiento y priorizar una dieta rica en frutas y verduras.

Cuidados con la faja postparto después de cesárea

El uso de una faja postparto evitará la retención de líquidos en la zona afectada, acelerará la adhesión de los tejidos separados y proporcionará mayor estabilidad para levantarse o moverse de la cama.

Si se trata de una faja postparto, debe estar confeccionada en materiales que brinden comodidad, con niveles de compresión muy tolerables. Es importante seleccionar una faja senos libres que no vaya a poner en problemas a la madre al momento de alimentar al recién nacido. También, en caso de ser, tipo body, que cuente con abertura en la entrepierna para facilitar el ir al baño.

Por último, es recomendable usar una faja con cierre en cremallera pues facilita que la paciente pueda quitársela y ponérsela sin necesidad de ayuda. Sin embargo, si se cuenta con ayuda para colocar la prenda, también es recomendable una faja con varias filas de broches, de esta forma de podrá ir ajustando la compresión de la prenda a medida que baje la inflamación y se reduzcan tallas.

 

Publicado en Fajas Post parto, Fajas Post Quirúrgicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *