¿En qué consiste la mini abdominoplastia o “Tummy Tuck Surgery”?

En los últimos años son más y más las personas que deciden practicarse una mini abdominoplastia o la comúnmente conocida en inglés como “Tummy Tuck”. Esta cirugía permite crear una figura torneada y de aspecto tonificado. Es un procedimiento rápido, de aproximadamente 2 horas y de fácil recuperación si se siguen atentamente los cuidados.

En esta nota explicamos en qué consiste esta cirugía, los cuidados a tener en cuenta y te damos algunas recomendaciones para una preparación exitosa.

¿Cuándo es conveniente practicarse una mini abdominoplastia?

Esta cirugía se ha vuelto muy común entre las personas que han intentado de diferentes formas eliminar el exceso de estómago y tonificar los músculos, pero que a la larga han fracasado. De hecho, es una cirugía muy común entre personas de peso normal y de contextura media o delgada, que no ha logrado eliminar el exceso de barriga. También entre mujeres que no han logrado recuperar la figura tras el embarazo.

Si consideras que eres una persona con hábitos saludables, tomas agua en cantidades, comes sano y practicas ejercicio, pero aun así no has logrado bajar la “pancita”, seguramente esta cirugía es lo que estás buscando.

¿En qué consiste esta cirugía?

La mini abdominoplastia es una cirugía más sencilla y menos invasiva que la abdominoplastia normal. Este procedimiento solamente retira el exceso de piel demarcada sin necesidad de transponer el ombligo.

En esta cirugía se realiza un corte transversal en forma de elipse en el área del vientre y otro corte perpendicular al ombligo, luego se retira la piel sobrante y flácida, se realiza una lipoaspiración de la grasa abdominal y de los laterales para dar forma a la cintura y por último se realiza la suturación. De esta forma se da una figura torneada al cuerpo y una silueta con curvas mejor definidas.

En una cirugía de aproximadamente 2 horas y demanda verdadero cuidado para una buena recuperación.

Cuidados necesarios para una buena recuperación

Es de vital importancia que sigas la recomendación médica y que tomes el tiempo de descanso e incapacidad recetado para una buena recuperación.

Después de la cirugía, la piel de tu abdomen estará tensa pues ahora una menor porción de piel debe cubrir una mayor área, además tendrás la molestia de las suturas. Es muy recomendable que realices pequeñas caminatas, aunque tengas que caminar un poco encorvada. El caminar obliga a los músculos a estirarse, y poco a poco te ayudará recuperar tu posición normal.

Desde el primer día debes usar faja de recuperación postquirúrgica. La compresión de este tipo de prendas acelera la adhesión de los músculos a la piel, además de que te ayudará a disminuir el dolor y facilitará el movimiento del cuerpo. Si quieres ampliar esta información, te invitamos a leer este post.

Por último, es importante que cuides la alimentación durante el periodo de recuperación, cuidándote de ingerir alimentos con grasa o mucha sal, tales como conservas o snacks. Prioriza los alimentos ricos en fibra que ayudan al tránsito intestinal y haz un consumo moderado en proteínas que ayudar a mejorar la cicatrización. Bebe mucha agua, alrededor de 2 litros por día, es imprescindible para una buena cicatrización.

Verás los resultados de tu cirugía tras 20 días de recuperación, en este momento la inflamación habrá disminuido lo suficiente para que puedas apreciar el cambio en tu vientre.

¡Prepárate para tu cirugía!

Busca el mejor cirujano. Investiga y asesórate de su experiencia. Puedes buscar foros de interés relacionado con recomendaciones de otras pacientes que se hayan hecho la cirugía. Visita el consultorio con anterioridad, solicita fotos o videos de las pacientes que han operado con anterioridad, incluso puedes solicitar sus datos para pedir referencias.

Por último, sigue atentamente todas las instrucciones de preparación que te indique el doctor. El éxito de tu cirugía dependerá en gran parte de la puesta en marcha de las indicaciones médicas.

Publicado en Fajas Post Quirúrgicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *