El uso de fajas después del parto
El uso de fajas después del parto

Si te preguntas cómo bajar de peso después del embarazo, debes sabes que será una tarea ardua en la que verás los resultados quizás un año después del parto. El uso de fajas después del parto te ayudará con esta labor, pues durante el embarazo has aumentado entre 10 y 18 kilos tu peso regular y el 30% de este peso no lo bajarás de manera natural después del parto, por lo cual necesitarás un poco ayuda para lograrlo.


Dieta durante la lactancia

Es importante que tengas una alimentación saludable durante la lactancia sin preocuparte demasiado por el peso ganado, debes concentrarte en no bajar 1 gramo durante este periodo pues cuidar a tu bebé demandará una alta carga de energía que deberás conseguir a partir de tu alimentación.

Una vez termines la lactancia puedes migrar a una dieta equilibrada de unas 1.500 provenientes de hidratos de carbono, grasas y proteínas. No dejes que pasen más de 3 horas entre tus comidas, trata de tener 5 comidas diarias, de esta forma mejorarás tu metabolismo y mantendrás el nivel de insulina estable, que es lo que mayormente engorda.

Realizar ejercicio postparto

El ejercicio diario te ayudará a perder kilos. Cuando te sientas cómoda para moverte puedes comenzar con ejercicio leve como subir escaleras y caminar distancias cortas. A medida que vayas recuperando la energía, estabilidad y movimiento de tu cuerpo, puedes ir retomando las rutinas de ejercicio que hacías previo al embarazo.

Si no te mantuviste activa durante el embarazo, o hiciste menos ejercicio a medida que avanzaban las semanas, será mejor que retomes el ejercicio levemente. Después de caminar con normalidad, puedes optar por estiramiento, flexiones y aeróbicos de bajo impacto. Trata de evitar durante los meses posteriores al parto ejercicios que impacten tu abdomen directamente, pues este necesita un tiempo adicional para adherir los músculos a la pared abdominal.


Utilizar fajas después del parto para reafirmar el abdomen

Durante los nueve meses del embarazo tu útero sufre una transformación increíble en donde llega a aumentar diez veces su peso para poder atender las necesidades del bebé. Para lograr este tamaño, poco a poco la musculatura de las paredes uterinas se va estirando dando como resultado en adelgazamiento y debilitamiento de la pared muscular. Si consideramos que antes del embarazo el tamaño de tu útero era como el tamaño de una naranja y que durante el periodo de gestación crece hasta lograr el tamaño de una sandía, podemos imaginar la magnitud del estiramiento al que se someten los músculos y ligamentos que lo sostienen.

Después del parto no es recomendable realizar ejercicios focalizados en la zona abdominal hasta que la misma esté completamente fortalecida. Para lograrlo debes hacer uso de fajas después del embarazo, pues son una excelente ayuda para recuperar de manera integral la forma que tenía tu cuerpo previo al embarazo.

Por sus características de compresión, nuestras fajas postparto ayudan a los ligamentos y músculos de tu cuerpo a adherirse mejor a la piel, marcan tu cintura y moldean tu figura. Además, las fajas postparto tienen otros beneficios que te ayudarán a llevar mejor la recuperación después del embarazo pues disminuyen el dolor muscular causado por el parto, eliminan la sensación de vacío en el abdomen, corrigen la postura y por supuesto, hacen que te sientas más cómoda y atractiva con el uso de tu ropa.

No esperes para poner en marcha todas estas recomendaciones. Te ayudarán a bajar de peso después del embarazo recuperar tu figura en mucho menos tiempo del que esperabas.

Publicado en Sin categoría.

Un comentario

  1. Muy interesante este artículo, tenía muchas dudas acerca del uso de mi faja. Gracias!

Los comentarios están cerrados.